Saltear al contenido principal

La relación entre estrés y alimentación

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional es un fuerte condicionante para que una persona coma, incluso sin sentir hambre física o real. Cuando esto se convierte en un hábito, se vuelve imparable, ya que comes de manera descontrolada, impulsiva y no sabes cómo pararlo.

En una situación de estrés descontrolada, la comida se convierte en una vía de escape inadecuada a las emociones que te resulta difícil de gestionar. Por un momento, al ingerir alimentos sientes placer y relajación. No obstante, pronto te invade la culpabilidad, tu alimentación se vuelve inadecuada, aumentas de peso, te invade la tristeza, sientes que no tienes fuerza de voluntad y entras en un círculo de malestar.

El uso de celulares y el creciente estrés por estar siempre conectados

El impacto negativo de esta nueva tendencia ‘siempre conectado en el celular’ es que tu mente nunca descansa, no le brindas tiempo a tu cuerpo de recuperarse, de manera que siempre está con estrés.

Hay una enorme ansiedad y sobre todo en la juventud ya que dependemos tanto de este aparato tecnológico que llegamos hasta el punto de sentarnos en la mesa, ir comiendo y estar conectados en redes sociales, o disfrutar de los aplicativos tecnológicos. Usualmente los alimentos que se ingieren suelen ser hipercalóricos.

Los expertos dicen que un creciente número de personas manifiestan estar con estrés por estar «siempre encendidos».

Según el regulador de telecomunicaciones británico (Ofcom, por sus siglas en inglés), desde 2010 el consumo total de medios de comunicación en el Reino Unido se elevó de 8 horas y 48 minutos al día a más de 11 horas, en gran parte gracias al aumento de uso de los teléfonos inteligentes.

Son más horas consumiendo medios de comunicación que durmiendo.

Y a medida que aumenta el número de teléfonos inteligentes conectados, se incrementa tambié la información a la disposición de los usuarios.

ALIMENTACION

La mala alimentación durante el home office

El simple hecho de estar en casa hace que se nos facilite más comer lo que tenemos a la mano o simplemente desplazarnos unos pasos para saquear el refrigerador y consumir alimentos que no necesitamos en ese momento en nuestro cuerpo. Además, la falta de actividad física implica tener un exceso de energía y, por ende, se nos complica concentrarnos totalmente en lo que hacemos.

En la mayoría de estas ocasiones, tiendes a consumir alimentos con alto contenido en azúcar, grasas, sal y calorías. En consecuencia, aumentas el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad. Ya que paras más tiempo frente a la computadora, que, aunado a ello, nos hace comer más pero menos saludable.

Algo interesante de analizar es el impacto que el home office ha tenido en la salud emocional de los trabajadores. No hay que olvidar que el trabajar desde casa implica tener que compaginar distintos roles que naturalmente están separados. Hasta antes de la pandemia, la mayoría de las personas salían de su casa a trabajar y se desconectaban de las labores domésticas y de quienes conviven en el hogar. En tiempos de home office es posible que los trabajadores deban al mismo tiempo atender requerimientos laborales y familiares, lo que potencialmente originaría un aumento en el conflicto trabajo-familia y a su vez incrementar los niveles de estrés y más propensas a padecer otras enfermedades como la hipertensión y la diabetes o insuficiencia cardiaca.

¿Cómo puedes cuidar tu alimentación en una situación de estrés?

Llevar a cabo una alimentación saludable, practicar ejercicio físico y/o deportes al aire libre, descanso suficiente y dedicarte el tiempo que mereces para relajarte, meditar y cuidar tu salud mental, son pilares fundamentales para combatir el estrés.

Alimentos que ayudarán a sentirte mejor:

  • Avena
  • Chocolate negro
  • Frutas y verduras
  • Frutos secos

Algunos alimentos nos ayudan a calmar la mente al producir serotonina en nuestro cerebro, otros nos relajan al tener un efecto calmante, otros controlan nuestra ansiedad por comer al producir saciedad, etc. Pero antes que nada, debemos saber que el estrés afectan nuestro sistema inmune, sistema digestivo, sueño y rendimiento. 

La buena noticia es que una alimentación saludable nos ayuda tanto a nivel físico como emocional y al consumir los siguientes alimentos podemos reducir el estrés en nuestra vida diaria.

Chía

Las semillas de Chía contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a la liberación de serotonina, lo que nos da una sensación de calma y nos reduce la ansiedad.

Yogurt

El yogurt contiene probióticos, los cuales ayudan a cambiar la respuesta del cuerpo al estrés y la ansiedad. Además, los lácteos contienen el aminoácido triptófano, que nos da la sensación de relajación.

Almendras

Las almendras son excelentes para aliviar el estrés, por su contenido en zinc, el cual levanta nuestro ánimo, su contenido de magnesio, vitaminas B2 y vitamina E

Fuente: //www.maytegarcianutricion.com/estres-alimentacion/#:~:text=¿Cómo%20puedes%20cuidar%20tu%20alimentación%20en%20una%20situación,mental%2C%20son%20pilares%20fundamentales%20para%20combatir%20el%20estrés.

TAMARA HINOSTROZA PAZ

Esta entrada tiene 19 comentarios

    1. Un artículo bastante interesante para tomar conciencia al momento de alimentarnos y pasar por alguna situación de estrés, además de brindarnos consejos para sobrellevar esto y poder mejorar nuestra calidad de vida.

  1. Confirmo! Con home office la mayoría subió de peso. Los frutos secos son una buena alternativa como pikeos para la media mañana y media tarde 😌

  2. Muy buena información me acaba de enseñar mucho para poder controlar mi estrés mejorar la alimentación y ver que es muy Malo para la salud que involucra mucho en nuestra vida día a día

  3. La verdad que este información tiene mucha razón ya que el estrés influye mucho en todo aspecto y si logra chocar y descontrolar nuestra alimentación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Volver arriba