Saltear al contenido principal

Teléfonos inteligentes vuelve al cerebro más perezoso.

No es una novedad que, en los últimos años, se vea a las personas usando teléfonos inteligentes para salir de la rutina diaria, y es que, se han vuelto un aliado moderno al momento de combatir el aburrimiento durante las variadas tareas, pero, este aliado sigilosamente y sin darnos cuenta, le hace un gran daño a nuestro cerebro.

Diariamente nos vemos bombardeados por notificaciones que interrumpen nuestras tareas diarias, estas interrupciones se han vuelto algo lógico en la mente humana que queremos que la tecnología nos ayude con nuestra tarea diaria asegurándonos que perdamos algún evento importante, cita o reunión. Sin embargo, nuestro cuerpo reacciona de manera distinta a ello.

Ser interrumpidos constantemente por estas alertas hacen que nuestras hormonas causantes del estrés entren en acción, encendiendo una respuesta de lucha o huida; el ritmo cardiaco se acelera, la respiración se torna tensa, las glándulas sudoríparas se abren y los músculos se contraen. Una respuesta que solo sucede cuando se tiene la intención de huir del peligro, no de responder una llamada o un mensaje de texto.

El endocrinólogo Robert Lustig, brindó en una entrevista a Business Insider donde dice que que las notificaciones de nuestros teléfonos están entrenando a nuestros cerebros para que se encuentren en un estado casi constante de estrés y miedo al establecer una ruta de memoria de miedo al estrés lo que significa que la corteza prefrontal, parte de nuestro cerebro encargada de funciones cognitivas de orden superior, se descontrole y por ende termine apagándose. Lustig nos dice: “Terminas haciendo cosas estúpidas, y esas cosas estúpidas tienden a meterlo en problemas”

El cerebro solo hace una cosa a la vez

No, Women Can't Multitask Either - Scientific American Blog Network

Un tema que se ha vuelto popular y muy utilizado actualmente en el ambiente laboral ha sido el multitask, habilidad de hacer múltiples tareas a la misma vez, pero esto para los científicos es una habilidad muy alejada del individuo común ya que solo el 2.5% de la población tiene estas habilidades extravagantes, es decir 1 de cada 50 personas son super taskers, el resto, personas que solo pueden concentrarse en una sola cosa a la vez.

Esto nos lleva a que al momento de hacer una pausa para responder una notificación estamos siendo interrumpidos y al mismo tiempo pagando un precio a lo cual los científicos han denominado como “costo de cambio”.

Cambiar de una tarea a otra nos toma decimas de segundos, pero en un día lleno de estos cambios de ideas, transacciones y conversaciones en un teléfono o computadora pueden significar un costo acumulado lo que puede llevarnos a cometer errores. El psicólogo David Meyer estima que este cambio de tareas puede consumir hasta un 40% de nuestro tiempo cerebral, lo que nos vuelve menos productivos de nuestra capacidad natural.

Robert Lustig también nos dice que, cada vez que cambiamos de tarea es una señal de estrés disparada por la hormona cortisol, este cambio puede dormir nuestra corteza prefrontal reflexiva y razonadora lo que al mismo tiempo estimula nuestra adicción a la dopamina, sustancia relacionada al placer y la relajación lo que nos hace desear más interrupciones y así hasta caer en un círculo vicioso causado por el estrés construido al hacer muchas cosas a la vez cuando realmente no podemos.

Un cerebro perezoso

You Don't Have To Be Bored By Social Media Any More | by Josh Spector | For  The Interested | Medium

Llegado a este punto entendemos que el cerebro puede procesar cierta información a la vez y que cuantas más tareas tengamos que hacer, más tendremos que elegir en como usaremos nuestro poder cerebral. Por ello, es comprensible que deseemos transmitir nuestra carga cerebral a nuestros dispositivos móviles.

Una prueba de ello es llevada a cabo por investigadores que han descubierto que los pensadores más inteligentes y analíticos utilizan menos los buscadores de sus teléfonos móviles que el resto de personas. El hecho de utilizar el teléfono para buscar no te hace más “tonto”, sino que algunas personas buscan menos cosas porque saben más, y ahí está el vínculo entre personas menos analíticas y más uso de teléfonos inteligentes.

Otra prueba encontrada por los científicos fue que leer información nueva en tu celular puede ser una manera terrible de aprender. Se demostró que las personas que toman información compleja de un libro, en lugar de una pantalla, llegan a desarrollar una comprensión más profunda y, al mismo tiempo, un pensamiento más conceptual.

Psicólogos e informáticos se unieron a la investigación del fenómeno, encabezada por Arko Gosh, y encontraron que existe una conexión inusual y preocupante, el resultado fue que mientras más tapping, clics y publicaciones hacen las personas en redes sociales, más ruidosas son sus señales cerebrales; normalmente cuando realizamos la misma tarea repetidamente mejoramos y somos más rápidos y eficientes en dicha tarea, pero los investigadores piensan que cuando se trata de redes sociales esto cambia drásticamente debido a que el comportamiento social tiende a requerir más recursos al mismo tiempo, por lo que consideran que la combinación entre socializar y teléfonos inteligentes, podrían causar un daño silencioso a nuestro cerebro.

A pesar de estos hallazgos preocupantes, los científicos no dicen que disfrutar de tus aplicaciones favoritas sea automáticamente destructivo. Pero sí sabemos que ciertos tipos de uso parecen especialmente perjudiciales, es por ello que recomiendan el uso administrado del teléfono móvil, a partir del poder de voluntad de uno mismo, el cual ellos consideran ser el más efectivo que cualquier app que ofrezcan una ayuda en el tema.

Pedro Fred Limaymanta

Estudiante de Marketing del IE USIL

Esta entrada tiene 18 comentarios

  1. pues, hay varias soluciones a este problema, hay una función en especial en los celulares que es no molestar, lo puedes configurar para ver que notificaciones si podrás recibir. Otro sería buscar la información que tu necesites y reescribir en otro sitio, Word u otra app, o directamente a mano, eso nos da mayor concentración y comprensión del tema.
    bueno, eso suelo hacer yo, me ayuda a concentrarme mejor en mi tarea.

  2. En efecto!!
    No lo veía de ese modo
    Incluso mientras leía
    Me llegaban notificaciones y estaba ansiosa por terminar de leer e ir a mirar mi wsp creo q a eso le llaman dopamina
    Hice un pequeño ejercicio en ese momento, por eso aun estoy escribiendo aquí.
    Gracias por la info

  3. Excelente articulo, Antes de la pandemia ya se hablaba de las consecuencias que llevaba el uso de celulares; pero esta información nos da una idea clara del impacto de las nuevas tecnologías en el ser humano.

  4. Me ha pasado más de una vez, por eso, por las noches, dejo mi celular empresa silenciado con respuesta automática y mi personal, también lo dejo sin notificaciones. Aunque debo confesar la adicción que nos generan es muy fuerte, por ejemplo, aprovecho ahora para comentar tu post porque las RR.SS de MZ se han caído.

    Cuando puedas chécate el documental de Netflix ‘el dilema de las redes sociales’
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Volver arriba